actividadesAcuaticas

En la actualidad son muchos los centros educativos que incluyen sesiones en el medio acuático. Sin embargo, en la mayoría de ocasiones están orientadas exclusivamente en la enseñanza de los estilos de natación, llevándonos al error de creer que el medio acuático es únicamente el deporte de la natación. Desde el Departamento de Educación Física debemos llegar mucho más allá y utilizar el medio acuático en toda su magnitud y aprovechar todas las posibilidades que nos ofrece para el desarrollo integral de la persona. Para ello, es necesario plantear la práctica de actividades acuáticas desde un enfoque educativo, siguiendo las directrices que marca el currículum para el área de Educación Física. Por tanto, lo importante va a ser conocer las verdaderas características del medio acuático con el fin de utilizarlo como vehículo para el desarrollo y aplicación de los bloques de contenidos incluidos en el currículo, un currículo abierto y flexible que nos va a permitir adaptarlo al propio contexto del centro y del aula.

¿ES NATACIÓN TODO LO QUE REALIZAMOS EN LA PISCINA?

Según el Diccionario Enciclopédico natación es “deporte que consiste en mantenerse sobre la superficie del agua, moviendo brazos y piernas, y utilizando para ello los estilos crol, braza, mariposa y espalda”. Por tanto, y a partir de esta definición, la natación no debe confundirse, de ninguna manera, con el resto de actividades que se desarrollan en las instalaciones y medios acuáticos. Podemos concluir que el término de actividad acuática es más amplio que el de natación y podríamos definirla como “toda aquella actividad física que se desarrolla en el medio acuático”.

A continuación enumeraremos algunas de las principales ventajas del medio acuático:

  • Contribuir al desarrollo las capacidades físicas básicas (fuerza, velocidad, resistencia y flexibilidad) de acuerdo a la edad de los alumnos.
  • Contribuye al desarrollo de las cualidades motrices: coordinación, equilibrio, agilidad y habilidades básicas.
  • Favorecer el correcto y armónico desarrollo motor de los alumnos.
  • Conseguir mejoras en diversos parámetros y elementos de organismo: construcción muscular, configuración y movilidad osteoarticular, engrosamiento de tendones, aumento de reservas energéticas, mejora de la respuesta cardiovascular al ejercicio (mejora la circulación sanguínea y de las funciones pulmonares)…
  • Desarrollo de las funciones intelectuales: análisis, comprensión, decisión, memoria.
  • Mejora de los aspectos volitivos: esfuerzo, voluntad, constancia.
  • Desarrollo de las capacidades psico-motrices: lateralidad, ritmo, percepción espacial y temporal, desarrollo del propio esquema corporal, relajación, etc.

Entre las ventajas que presenta el medio acuático respecto al medio terrestre podemos citar las siguientes:

  1. Provoca vasodilatación con temperaturas en torno a los 28º, permitiendo un incremento del tono muscular y del consumo de oxígeno.
  2. A una temperatura superior a los 30º tiene un efecto calmante sobre el dolor y el espasmo muscular.
  3. Mejora la circulación sanguínea gracias, por un lado a la acción térmica del agua sobre el cuerpo que produce una activación del sistema circulatorio y, por otro a la presión del agua ejercida sobre el organismo que facilita el retorno venoso.
  4. Mejora de las funciones pulmonares. Además el aprendizaje y trabajo de la apnea ayuda a controlar los movimientos respiratorios y facilita el dominio pulmonar.
  5. Se pueden conseguir efectos relajantes o estimulantes en función de la
    temperatura.
  6. La actividad acuática mejora o mantiene los niveles de movilidad articular gracias a la presión del agua y su ingravidez.
  7. La resistencia ofrecida por el agua hace que cualquier movimiento necesite de grandes grupos musculares, proporcionando una tonificación general adecuada y evitando sobrecargas de trabajo en zonas concretas.
  8. En cambio es posible reeducar grupos musculares de forma localizada.
  9.  En el medio acuático se favorecen los movimientos de deambulación y de otras actividades funcionales por su condición hipogravitatoria y la disminución de peso consecuente.
  10. En el agua mejora la circulación periférica y el estado trófico de la piel.
  11. Produce una sensación de bienestar.